make-appointment

IMPLANTES DENTALES

 

implants

Las personas que han perdido los dientes  pierden la confianza en sí mismos al sonreír o hablar. Además, la mal oclusión o mordida que genera la pérdida de dientes puede tener un efecto negativo sobre los hábitos de comer y esto puede llevar a problemas de salud secundarios, como la desnutrición.

Las causas más frecuentes de la pérdida de dientes suelen ser varios, tales como:
Periodontitis, Gingivitis o enfermedad de las encías, fracturas dentales por caries o por algún otro factor, alteraciones congénitas del desarrollo dental, el habito de fumado, y/o enfermedades  que presenten los pacientes como diabetes, cáncer, osteoporosis, etc. Independientemente de la índole de los problemas relacionados con la pérdida de dientes, los Implantes Dentales pueden proporcionar un recurso sencillo y permanente por el cuál se restauran las piezas dentales perdidas con resultados probados.

 

Colocación inmediata con injerto óseo y membrana

La Enfermedad periodontal avanzada puede llevar a la pérdida severa del hueso de la mandíbula, la pérdida de dientes es el resultado más común de pérdida de masa ósea.
El hueso o estructura ósea que se ha ido en consecuencia de la enfermedad periodontal, ya se puede regenerar, y contribuir a evitar la posible pérdida de los dientes mediante la creación de una base sólida para los dientes.

La Cirugía Ósea se realiza mediante la colocación del material óseo desmineralizado en las zonas donde hay pérdida de hueso notable.
Este material estimula al cuerpo a regenerar más de su propio hueso para rellenar espacios, donde se ha producido la pérdida de hueso. En algunos casos específicos de la pérdida ósea, una Membrana de Colágeno se puede colocar solo o en combinación con una Cirugía de Injerto de Hueso, para ayudar en la regeneración de hueso. Estas son técnicas altamente predecibles y eficaces para tratar la enfermedad periodontal avanzada.

 

  • Que es un IMPLANTE DENTAL?

    implant

    Un Implante Dental, es un dispositivo de Titanio destinado a ser el sustituto artificial de la raíz de un diente perdido y  se utilizan para remplazar desde un  diente hasta restauraciones generalizadas ósea de toda la boca.  Habitualmente tiene forma de tornillo (roscada) y está fabricado con materiales  bío-compatibles que no producen reacción  ó rechazo y permiten su óseo-integración  (unión al hueso).

    Este se introduce en el hueso de los maxilares por medio de un sistema de fresado quirúrgico que genera muy poco trauma, y que nos sirve como soporte estable para las futuras piezas o coronas a remplazar.  Al reponer los dientes perdidos por medio de implantes dentales se conserva mayor cantidad de hueso alveolar ya que este se re-absorbe al no recibir ningún tipo de estímulo, y al perder definitivamente los dientes naturales.  Los implantes actúan como anclas y se pueden utilizar para la sustitución de un solo diente, uno o ambos extremos de un puente, de una dentadura completa o removibles incluso  funcionando como una dentadura con una barra de híbridos atornillada a los mismos.  La edad no es un problema para la colocación del implante, pero la buena salud y el tener una estructura ósea adecuada si es un requisito.

    Para la colocación y rehabilitación definitiva de los implantes dentales son necesarias dos fases, la primer fase es la colocación de el o los  implantes dentales (Fase Quirúrgica)  y de 4 a 6 meses después la segunda fase para la colocación de la parte protésica ó coronas sobre los Implantes (Fase Restaurativa) mientras tanto se proporcionarán temporales mientras termina el tiempo de sanado.

    Otra de las múltiples opciones es los Implantes Inmediatos, pero solo se puede colocar a pacientes que cumplan con ciertos requisitos, y puede tardar alrededor de 7-10 días para todos los procesos. Una vez que los implantes dentales se integran al hueso de los maxilares, estos funcionan tan bien como los propios dientes naturales y se pueden triturar los alimentos que desee y hablar con total confianza mejorando también la estética. Teniendo en cuenta lo anterior los implantes dentales o mini-implantes también pueden ser usados para soportar las prótesis totales o parciales (dentaduras postizas) mejorando en gran medida la función masticatoria. Otro punto importante a mencionar es que si se pierde un diente el hueso alrededor de esta zona poco a poco comienza a desaparecer (atrofia) y puede cambiar la forma de la mandíbula. Un implante dental colocado en esa superficie realmente puede estimular el crecimiento óseo, evitando la pérdida de la estructura ósea de valor. En algunos pacientes en los que la pérdida de hueso es importante, un Injerto de Hueso puede ser necesario antes de colocar un Implante Dental.

 

Ver Galería de fotos.